Cómo evitar el contagio de enfermedades en una guardería infantil

Cómo evitar el contagio de enfermedades en una guardería infantil

Una de las cosas que más nos preocupa como padres cuando dejamos a nuestros hijos en una guarderia infantil como Chupilandia es la propagación de enfermedades.

Cuando los niños comparten clase y zonas de juego, están expuestos a contagiarse de numerosas enfermedades típicas de la edad infantil.

El sistema inmunológico de los niños todavía no está completamente desarrollado cuando pasan por su etapa de guardería.

Es por ello que están expuestos a multitud de agentes infecciosos, bacterias, virus, etc. Por eso es normal que al comenzar la guardería los niños puedan sufrir resfriados, bronquitis, laringitis varicela u otitis.

No debemos alarmarnos, puesto que algunas de ellas son enfermedades que resultan menos peligrosas si se pasan durante la etapa infantil que en la adulta.

No decir, es mejor que el cuerpo se enfrente a dichas enfermedades de pequeño puesto que así se refuerza su sistema inmunológico de cara a la madurez.

Está demostrado que los niños que pasan por periodos de gastroenteritis en las guarderias San Sebastian de los Reyes, desarrollan menos enfermedades infecciosas cuando son más mayores.

 

¿Cómo evitar la propagación de estas enfermedades?

Si un niño ha contraído alguna enfermedad en una guardería, lo mejor es que sea apartado del resto de niños para evitar su contagio.

Un supervisor deberá hacerse cargo de sus cuidados mientras la enfermedad presente síntomas y sea propensa a ser contagiada a otros niños.

A pesar de esta medida, evitar el contagio en muchos casos no puede ser posible y muchos niños enferman a la vez.

Para ello existen medidas de higiene que debemos seguir al pie de la letra. Con ellas podemos evitar el contagio de enfermedades a otros niños.

 

Cómo promover una higiene óptima

Podemos reducir los riesgos de enfermedades infantiles si seguimos una serie de pautas.

  • Los baños deben estar correctamente desinfectados. También deberán estar limpios y disponibles tanto para niños como para personal de la guardería infantil.
  • Los juguetes también deben estar correctamente desinfectados para que los niños puedan manipularlos. Los niños son muy propensos a llevarse los juguetes a la boca, que es una de las principales vías de contagio de enfermedades.
  • Todo el personal y los niños deben lavarse frecuentemente las manos. Es importante instruir a los niños a lavarse las manos tras diferentes situaciones como antes y después de comer, después de ir al baño o después de manipular un medicamento.

Con esta serie de medidas evitaremos gran parte de contagios en una guardería infantil.

La mejor clinica de fisioterapia de Madrid

La mejor clinica de fisioterapia de Madrid

Solemos recurrir a una clinica fisioterapia Madrid como http://www.saludyejercicio.com para que obre su magia y nos deje como nuevos tras un par de sesiones o tres.

Ocurre en ocasiones que no es tan fácil como se piensa en principio y lo que parece a priori una lesión común acaba siendo algo un poco más grave y más complicado de tratar. Es entonces cuando debemos confiar en los mejores profesionales de la fisioterapia, ya que ellos conseguirán hacer que nuestros dolores desaparezcan en poco tiempo.

Cada vez se aprende mas a cerca de nuestro cuerpo, cada vez las técnicas que se utilizan son más avanzadas y más modernas con el fin de poder ayudar a estas personas que por una cosa o por otra viven con dolor, porque es algo que nadie quiere, un dolor intenso a diario. En las clínicas de fisioterapia encontraran una solución para tu problema, para calmar tu dolor.

Si sufrimos una pequeña lesión, esta nos duele durante unos días pero acaba por abandonarnos, aunque puede pasar que la lesión sea reincidente y que al cabo de un tiempo vuelva para recordarnos que estuvo ahí y que ha vuelto para quedarse. Por esta razón tenemos que tomar medidas, debemos de acudir a los profesionales que nos pueden ayudar, debemos de hacer todo lo posible para sentir una mejoría inmediata y poder seguir con nuestra vida.

Las causas que llevan a una personas a visitar a un fisioterapeuta Madrid son varias, aunque todas tienen un factor común, el dolor. Las más frecuentes son lesiones por la práctica de deportes, malas posturas continuadas, lesiones reincidentes y post operatorios. Todas y cada una de las lesiones son importantes, todas deben de estar revisadas por un profesional y este decidirá si hay que tomar medidas más drásticas y visitar a un médico especialista. 

La mayoría de las población sufre dolores musculares, por lo que una buena clinica de fisioterapia como Salud y Ejercicio, aconseja al menos una visita al año para poder detectar posibles lesiones antes de que ocurran. Se le hará al paciente un chequeo completo y si se encuentra alguna lesión o problema, se decide como tratarlo. En algunos casos se trata de problemas pasajeros, por lo que solo serán necesarias algunas sesiones para tratarlo; sin embargo, hay casos en que será necesario un seguimiento más largo, ya que puede que el paciente lleva con la lesión desde hace mucho tiempo o sea algo más grave, por lo que será más difícil de curar.

¡Confía en los profesionales de la mejor clínica de fisioterapia de Madrid y no te arrepentirás!

Responsabilidades penales por negligencias medicas

Responsabilidades penales por negligencias medicas

La mayoría de veces que acudimos a abogados negligencias medicas como los de Atlas Abogados, siempre buscamos unos resultados satisfactorios. Pero, ¿te has preguntado qué responsabilidades tiene un médico a cometer este tipo de negligencias?

En este artículo queremos hablarte un poco sobre esas responsabilidades que recaen en el profesional.

Primero debe existir una responsabilidad penal por parte del médico que debe haber actuado con dolor o culpa. Entenderemos que ha actuado de esta forma cuando es consciente de los daños que ha producido.

No olvidemos que la responsabilidad penal nace de la civil subsidiaria, la cual obligará a indemnizar al paciente por los daños causados.

En la práctica, casi todos los médicos cuentan con pólizas de seguros. Llegado el caso se podrá tomar en consideración una negociación con la aseguradora para resolver el asunto con mayor facilidad, sin necesidad de acudir a instancias judiciales penales.

 

Responsabilidad disciplinaria

Como hemos comentado anteriormente, hay distintos tipos de responsabilidad en los que puede incurrir el médico en el ejercicio de su profesión.

En primer lugar y desde una perspectiva colegial estricto, podemos hablar de la responsabilidad disciplinaria. Esta puede ser cometida por cualquier profesional que trabaje en una profesión regulada.

El mal ejercicio de esta profesión puede llevarle al profesional a ser sancionado disciplinariamente.

 

Responsabilidad civil

En segundo lugar, hablaremos de la responsabilidad civil que es la obligación de resarcir económicamente a un paciente que ha sufrido un daño que no tenía el deber de soportar.

Esta indemnización suele ser exclusivamente pecuniaria y puede tratarse según sea el caso de responsabilidad contractual o extracontractual.

 

Responsabilidad penal

En tercer lugar y como objeto específico de este artículo, nos referimos a la responsabilidad penal que conlleva una condena como puede ser una sanción penal, multa o incluso la prisión para el facultativo.

Como bien saben los abogados negligencias medicas, la sanción penal solo castiga al facultativo, pero no resarce al paciente dañado, por lo que lleva aparejada la responsabilidad civil.

Esta sanción penal del médico será impuesta en base a muchos factores como son el grado de imprudencia y la gravedad de las lesiones producidas en el paciente.

Tanto la legislación como la jurisprudencia usan los términos de negligencias medicas y culpa como sinónimos.