¿Por qué necesitas un abogado penalista?

¿Por qué necesitas un abogado penalista?

A veces nos encontramos en situaciones de las que no sabemos cómo salir. Situaciones legales. El estrés o el pánico nos bloquean: nos quedamos en blanco y no podemos encontrar ninguna solución. Si no sabemos cómo actuar, lo mejor sería acudir a un abogado que nos pueda aconsejar y guiar durante todo el proceso legar. Pero antes de eso debes definir tu situación y buscar a un abogado que esté especializado en tu caso. Aquí hablaremos del abogado penalista y de cuando puedes llegar a necesitar sus servicios.

Pero, ante todo tenemos que saber lo que es el derecho penal. Este se ocupa de los delitos establecidos por el código penal y regidos por las leyes federales y estatales. Los casos penales generalmente se dividen en delitos graves y delitos menores. Normalmente, las leyes penales separan los delitos graves en diferentes clases y distintos grados de castigo; en el caso de los delitos menores se manifiestan en casos de conductas inadecuadas por parte del acosado, para la cual la ley establece un castigo de no más de un año de prisión o una multa de una cantidad específica para cada acción.

Una vez aclarado lo que es el derecho penal y los tipos de delitos que existen, seguimos con el tema de los abogados penalistas. Como todo los profesionales del sector, el abogado penalista desarrolla un papel fundamental a la hora de defender al acosado por los delitos cometidos: de él depende que al acosado se le asignen cargos más o menos largos. Debe estar perfectamente cualificado, conocer las leyes, conocer bien los métodos de defensa y, no menos importante, saber argumentar y saber comunicarse de la forma adecuada.

Para poder asistir a un juicio, se debe de tener mucha experiencia porque de ello depende la suerte de las personas acusadas. Un abogado derecho penal calificado como Juango Ospina se enfrenta a casos como asaltos y agresiones, violaciones u homicidios, delitos contra la propiedad privada (hurto, robo o incendio intencionado), delitos por drogas, etc.

Para poder defender a sus clientes debe conocer hasta el más mínimo detalle de un caso y así organizar una estrategia basadas en pruebas, documentos, etc. que se presentará en el juicio.

A la hora de elegir un abogado para tu caso, es aconsejable informarse muy bien sobre el bufete, sus casos de éxito, los años de experiencia, los casos realizados, etc. No es una decisión fácil ya que para tu caso querrás el mejor abogado que haya.

Responsabilidades penales por negligencias medicas

Responsabilidades penales por negligencias medicas

La mayoría de veces que acudimos a abogados negligencias medicas como los de Atlas Abogados, siempre buscamos unos resultados satisfactorios. Pero, ¿te has preguntado qué responsabilidades tiene un médico a cometer este tipo de negligencias?

En este artículo queremos hablarte un poco sobre esas responsabilidades que recaen en el profesional.

Primero debe existir una responsabilidad penal por parte del médico que debe haber actuado con dolor o culpa. Entenderemos que ha actuado de esta forma cuando es consciente de los daños que ha producido.

No olvidemos que la responsabilidad penal nace de la civil subsidiaria, la cual obligará a indemnizar al paciente por los daños causados.

En la práctica, casi todos los médicos cuentan con pólizas de seguros. Llegado el caso se podrá tomar en consideración una negociación con la aseguradora para resolver el asunto con mayor facilidad, sin necesidad de acudir a instancias judiciales penales.

 

Responsabilidad disciplinaria

Como hemos comentado anteriormente, hay distintos tipos de responsabilidad en los que puede incurrir el médico en el ejercicio de su profesión.

En primer lugar y desde una perspectiva colegial estricto, podemos hablar de la responsabilidad disciplinaria. Esta puede ser cometida por cualquier profesional que trabaje en una profesión regulada.

El mal ejercicio de esta profesión puede llevarle al profesional a ser sancionado disciplinariamente.

 

Responsabilidad civil

En segundo lugar, hablaremos de la responsabilidad civil que es la obligación de resarcir económicamente a un paciente que ha sufrido un daño que no tenía el deber de soportar.

Esta indemnización suele ser exclusivamente pecuniaria y puede tratarse según sea el caso de responsabilidad contractual o extracontractual.

 

Responsabilidad penal

En tercer lugar y como objeto específico de este artículo, nos referimos a la responsabilidad penal que conlleva una condena como puede ser una sanción penal, multa o incluso la prisión para el facultativo.

Como bien saben los abogados negligencias medicas, la sanción penal solo castiga al facultativo, pero no resarce al paciente dañado, por lo que lleva aparejada la responsabilidad civil.

Esta sanción penal del médico será impuesta en base a muchos factores como son el grado de imprudencia y la gravedad de las lesiones producidas en el paciente.

Tanto la legislación como la jurisprudencia usan los términos de negligencias medicas y culpa como sinónimos.